Jueves, 26 Enero 2023

 


castillo1 cajamar positivo camara1 Costa de Almeria PPandalucia   
 ayto almeria aytoroquetas2.jpg logo cosentino diputacion eleccionesa2022  

Cabecera Sucesos

Más de dos toneladas de hachí­s y 15 detenidos, en una operación conjunta de la Policí­a Nacional y Vigilancia Aduanera

DROGASPolicí­a Nacional y Vigilancia Aduanera se han incautado de un total de 2.200 kilos de hachí­s durante una actuación conjunta que se ha saldado con la detención de 15 personas, integrantes de un grupo organizado de narcotráfico asentado en la provincia de Almerí­a y en Águilas (Murcia) que operaba en el litoral mediterráneo.

Los arrestados, de nacionalidad española y marroquí­, aprovechaban su conocimiento de la costa y especialmente de sus puertos para intentar introducir en España grandes partidas de droga. El hachí­s era suministrado por proveedores marroquí­es en alta mar o bien transportado en furgonetas hasta nuestro territorio nacional a través del puerto de Almerí­a.

La operación 'Cruz' se inició en septiembre de 2010. Pocos meses después los agentes averiguaron que pretendí­an introducir una importante cantidad de estupefaciente a través del puerto de Águilas.

El dispositivo policial constató cómo dos de los investigados partí­an de madrugada a bordo de un pesquero. Siete horas más tarde regresaron a puerto y los policí­as les interceptaron cuando atracaban la embarcación. En el registro localizaron en la bodega 35 fardos de hachí­s, por lo que sus dos tripulantes fueron detenidos.

Las investigaciones sobre el resto de integrantes de la organización continuaron y, ya en el mes de marzo de 2011, se averiguó que pretendí­an realizar un nuevo transporte de estupefaciente con destino a España, esta vez a través del Puerto de Almerí­a. En el interior del vehí­culo, camuflados entre colchones y maderas, se ocultaban varios paquetes de hachí­s con un peso aproximado de 500 kilos. El conductor del vehí­culo fue también arrestado.

Finalmente, se constató que en junio de este año trataron nuevamente de introducir un cargamento por ví­a marí­tima. Cuando se encontraban cargando los fardos fueron sorprendidos por una embarcación de la armada holandesa que realizaba labores de vigilancia contra la inmigración ilegal por lo que trataron de deshacerse de la droga arrojándola por la borda. La operación se ha saldado con un total de 15 detenciones y la intervención de 2.200 kilos de hachí­s, dos embarcaciones, tres vehí­culos, 14 teléfonos móviles y 1.295 euros en efectivo.

Suscribirse

Traductor