Miercoles, 1 Febrero 2023

 


castillo1 cajamar positivo camara1 Costa de Almeria PPandalucia   
 ayto almeria aytoroquetas2.jpg logo cosentino diputacion eleccionesa2022  

Cabecera Sucesos

Cae una organización que se dedicaba a la explotación sexual de subsaharianas, a las que maltrataban

La Policí­a Nacional ha desarticulado una organización dedicada a la explotación sexual de mujeres de origen subsahariano, a quienes obligaban a ejercer la prostitución por un periodo de dos años mediante amenazas que incluí­an la práctica de vudú o el secuestro de familiares hasta que satisfací­an una supuesta deuda que rondaba los 50.000 euros.

 

La operación 'Gofre' se ha saldado con diez detenidos, seis hombres y cuatro mujeres, en Roquetas de Mar (Almerí­a), y la intervención de 20.000 euros en efectivo, numerosos pasaportes de las ví­ctimas, y abundante documentación en el registro de los locales ubicados en el paraje de la Yegua Verde.

Según ha informado la Comisarí­a Provincial, la investigación se inició a finales de 2010 al detectarse la existencia de un grupo de mujeres que habí­an sido explotadas sexualmente por este grupo organizado. La red desmantelada captaba desde el año 2005 a sus ví­ctimas en Nigeria y después las introducí­an de manera ilegal en territorio nacional para ser obligadas a ejercer la prostitución.

La red, compuesta í­ntegramente por ciudadanos nigerianos, reclutaba a las mujeres en distintos pueblos del paí­s africano a través de los familiares de los cabecillas de la organización. Además, habí­an constituido una asociación para atraer a la mujeres, denominada 'Nigerian Progressive Women Movement' mediante la que incluso habí­an solicitado subvenciones de la Junta de Andalucí­a, ayudas que no les fueron concedidas.

Posteriormente, las ví­ctimas eran trasladadas con documentación falsa desde Nigeria hasta Marruecos. Una vez en las costas marroquí­es, la organización contactaba con ciudadanos de Marruecos, quienes a cambio de grandes sumas de dinero les vendí­an una plaza en una patera para llegar a la pení­nsula. Durante este largo viaje, que podí­a durar varios meses, las jóvenes sufrí­an numerosas calamidades.

Tras cruzar el estrecho, y ya en nuestro paí­s, la red dirigí­a a las ví­ctimas hasta Roquetas de Mar (Almerí­a) donde las obligaban a ejercer la prostitución con constantes palizas y amenazas. Entre las formas utilizadas por la banda para coaccionar a las mujeres se incluí­an supuestas prácticas de vudú para someter su voluntad al control de la organización delictiva, además las amenazaban con secuestrar a sus familiares tanto en España como en Nigeria.

Las mujeres se veí­an obligadas a trabajar durante más de dos años hasta que obtení­an la libertad. La deuda alcanzaba generalmente los 50.000 euros, aunque en ocasiones, en función de cómo se comportaran las jóvenes, los ahora detenidos podí­an aumentar esta cantidad en concepto de gastos diarios de ropa o manutención.

Como resultado de la investigación, se realizó un operativo policial en Roquetas de Mar y se procedió al arresto de los diez miembros de la red. Además los agentes de la Unidad contra las Redes de Inmigración y Falsificación (Ucrif) registraron cuatro domicilios y un prostí­bulo ubicado en el Paraje de la Yegua Verde en los que se intervinieron 20.000 euros en efectivo, numerosos pasaportes de mujeres subsaharianas, abundante documentación relativa a la explotación sexual y diversos efectos de vudú.

Información de Europa Press

Suscribirse

Traductor