Lunes, 22 Abril 2024

 


castillo1 cajamar positivo camara1 Costa de Almeria logoPPA   
 marca sabores almeria corazonandaluz logo cosentino diputacion 040423 logo elecciones locales 2023  

sucesos

Piden cinco años para el hombre que mantuvo a su mujer encerrada bajo llaves mientras él trabajaba

El Tribunal Supremo ha confirmado la pena de cinco años y un dí­a de prisión impuesta a un hombre de 30 años que encerró bajo llave a su compañera sentimental en el interior del domicilio familiar ubicado en la Comarca de Ní­jar para impedir de esta manera que pudiese salir a la calle mientras él estaba trabajando.

El Alto Tribunal desestima en una sentencia, , el recurso de casación interpuesto por la defensa del acusado y estima acreditado "sin forzar las leyes de la lógica" que despojó a su ví­ctima de "libertad deambulatoria" ya que "no es posible atisbar" otra razón que motivase el que la dejase encerrada en casa bajo llave.

El joven fue condenado como autor de un delito de detención ilegal con la circunstancia agravante de parentesco, por el que la Sección Tercera de la Audiencia Provincial le impuso, además, la prohibición de acercarse a la ví­ctima durante un periodo de siete años a menos de 500 metros.

El acusado, de nacionalidad marroquí­, decidió cerrar con llave la única puerta de acceso al domicilio, localizado en la barriada de Campohermoso, al salir a trabajar a primera hora de la mañana del 2 de octubre de 2008. Según subraya la resolución judicial, su finalidad era impedir que su pareja saliera en su ausencia a la calle.

La ví­ctima comenzó entonces a llorar y a pedir ayuda en voz alta hasta que su gritos fueron oí­dos por una vecina que buscó ayuda en otra residente que hablaba español y que, a su vez, alertó a la Guardia Civil de lo que estaba sucediendo. Una vez los agentes se personaron en la casa y comprobaron que no se podí­a entrar, fueron a buscar al marido hasta su lugar de trabajo.

El tribunal destacó que, tal y como señalaron los testigos durante la vista oral, la vivienda contaba con la puerta de acceso bajo llave y con otra, sellada en su parte inferior con cemento a modo de ventana, donde se habí­an instalado, además, barrotes. Sólo el acusado, trasladado hasta el inmueble por la patrulla de la Benemérita, pudo franquear el paso al abrir con la llave que portaba.

La mujer, que se acogió en el acto de juicio a su derecho a declarar dada la relación sentimental que mantení­a con el hombre, permaneció privada de libertad durante más de dos horas y media, sin posibilidad de salir de casa a no ser que contase con la anuencia de su marido, lo que, señaló la sentencia, corresponde al tipo delictivo de detención ilegal.

Información Europa Press

Suscribirse

Traductor