Jueves, 18 Julio 2024

 


castillo1 cajamar positivo camara1 Costa de Almeria logoPPA   
 marca sabores almeria corazonandaluz logo cosentino diputacion 040423 logo elecciones locales 2023  

sucesos

Acusan a la propietaria de una papelerí­a de estafar 10.000 euros a Educación con falsos 'cheques'

La Fiscalí­a de Almerí­a va a solicitar un total de tres años de prisión para la propietaria de una papelerí­a acusada de estafar a la Consejerí­a de Educación de la Junta de Andalucí­a casi 10.000 euros con cheques-libro que presentó por duplicado durante el curso 2008-2009. El Ministerio Público pide asimismo que esta mujer, que tiene su papelerí­a en Roquetas de Mar, indemnice con 5.353 euros a una librerí­a de la capital a través de la que gestionaba el cobro del importe de los citados cheque-libro con la administración. Según detalla el escrito de acusación, la imputada mantení­a desde hací­a unos años un acuerdo con este establecimiento universitario, que era el encargado de hacer efectivos los cheques ya que le suministraba los libros que le pedí­a sus clientes.

En 2008, la propietaria de esta papelerí­a, quien, según precisa el fiscal, "atravesaba dificultades económicas y sabí­a que tendrí­a que cerrar su establecimiento", ideó presuntamente un "ardid" para enriquecerse "ilí­citamente a costa de la Consejerí­a de Educación".

Así­, encargó de nuevo la gestión de los cheques-libro a la librerí­a aunque en esta ocasión no les envió los documentos originales sino fotocopias en color. En concreto, un total de 71 fotocopias que "imitaban" los documentos expedidos por la administración y con la "suficiente calidad" como para ser "confundidos" con los originales ya que aparecí­a la firma del director del centro y el sello oficial del mismo.

Al mismo tiempo, remarca el Ministerio Público, la acusada, aún sabiendo que la librerí­a iba a presentar los cheques alterados que ella misma les habí­a facilitado, remitió a la Junta de Andalucí­a para su cobro los 71 documentos originales por un importe total de 9.951 euros.

La administración detectó en parte el fraude y dejó de abonar 2.498 euros. El resto, según recoge el escrito de acusación, fue abonado por la Consejerí­a de Educación por duplicado tanto a la librerí­a como a su propietariaquien se enfrenta a un delito continuado de falsedad en documento oficial con un delito continuado de estafa.

Información Europa Press

Suscribirse

Traductor