Jueves, 18 Julio 2024

 


castillo1 cajamar positivo camara1 Costa de Almeria logoPPA   
 marca sabores almeria corazonandaluz logo cosentino diputacion 040423 logo elecciones locales 2023  

sucesos

Cae una red que maltrataba a mujeres africanas para que fuesen prostitutas

La Guardia Civil ha desarticulado una red internacional dedicada al tráfico de personas y a la explotación sexual y ha liberado a nueve mujeres nigerianas a quienes la organización obligaba con métodos "brutales" a ejercer la prostitución para pagar la deuda de 30.000 euros que supuestamente habí­an contraí­do por su traslado en patera hasta España.

Una actuación que se ha llevado entre Roquetas y Ví­car. Se conoce ya como la operación 'Obo', que se ha saldado con la detención de los cuatro responsables de la banda, tres hombres y una mujer, quienes engañaban a las ví­ctimas con falsas promesas de trabajo y, una vez en territorio nacional, les informaban de que debí­an prostituirse y las coaccionaban haciendo uso de la fuerza y amenazándoles con hacer daño a sus familiares.

La investigación se inició después de que la Guardia Civil tuviese conocimiento en diciembre de que una joven nigeriana de 19 años habí­a sufrido una "brutal paliza" y se encontraba ingresada en Torrecárdenas al que habí­a tenido que ser evacuada de urgencia desde el Hospital de Poniente debido a la gravedad de su estado de salud. Los agentes constataron que la ví­ctima habí­a sido agredida en el municipio de Roquetas de Mar (Almerí­a) por dos personas al negarse a ejercer la prostitución por haber dado a luz recientemente, por lo que, tras identificarles, procedió a la detención de dos de los imputados.

En una segunda fase de la operación, la Guardia Civil activó un dispositivo para localizar los lugares donde habí­an obligado y coaccionado a la joven para mantener relaciones sexuales y comprobaron que habí­a otras ví­ctimas en cortijadas entre invernaderos, lo que llevó a detener a otros dos hombres y a la liberación de nueve mujeres de nacionalidad nigeriana de entre 21 y 37 años en situación irregular. Según se desprende de la investigación de la Guardia Civil, la organización captaba a sus ví­ctimas en su paí­s de origen, con la promesa de trasladarlas a territorio español, donde le proporcionarí­an trabajo y alojamiento, por lo que ellas contraí­an una deuda de 30.000 euros que supuestamente debí­an abonar a plazos a la organización con el fruto de su trabajo.

Después del traslado desde Nigeria hasta el norte de Marruecos, embarcaban en patera hacia las costas de Algeciras, donde les esperaban miembros de la banda que les informaban de la actividad que iban a desempeñar y las trasladaban a la provincia de Almerí­a. Como método de coacción, las amenazaban con hacer daños a sus familiares si se negaban a ejercer de prostitutas, haciendo uso de la fuerza ante la oposición de alguna de ellas. Los imputados han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Roquetas de Mar como presuntos autores de delitos de tráfico internacional de seres humanos con finalidad sexual, contra la indemnidad sexual y lesiones.

Suscribirse

Traductor