Domingo, 9 Agosto 2020

 


ayto almeria cajamar positivo camara1 Costa de Almeria  logoAlmeria2019CapitalGastronomica  
aytoroquetas1 castillo1 logo cosentino casi1 diputacion  

Cabecera Ciudad

Diecisiete niños con diversidad funcional de ANDA participan en un taller con animales del Centro Zoosanitario

El Zoosanitario de Almería ha vuelto a reunir a sus “huéspedes” con  diecisiete niños y jóvenes de la asociación ANDA, que han participado en una visita a las instalaciones, en lo que ha sido una nueva experiencia de integración y socialización de estos menores con diversidad funcional.
Un taller en el que, acompañados de doce monitores de la asociación y del personal del Centro Zoosanitario, los niños han ayudado a lavar a los perros, aprendiendo a cepillarlos o paseado con ellos.
Una “inteactuación” que la concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, acompañada en la visita del concejal de Agricultura, Juanjo Segura, ha calificado de “una grata experiencia que creo debemos extender a toda la sociedad y, particularmente, a colectivos, como ANDA, que trabajan por la inclusión”. Abiertos a continuar en esta línea, ha anunciado “el ofrecimiento que se realizará a los colectivos que trabajan con personas con algún tipo de discapacidad para confeccionar un programa global de actividades, que se puede desarrollar en este Centro, ayudando así a mejorar su calidad de vida e integración social”.
Cobos ha insistido en que el propósito del Ayuntamiento y del Equipo de Gobierno, encabezado por el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, “es abrir más a la sociedad unas instalaciones que permiten realizar muchas actividades, especialmente dirigidas a personas con diferentes capacidades, que pueden encontrar en el cariño y amor hacia los animales, una terapia muy positiva, como así se nos traslada desde los colectivos que se sirven de estas dependencias para realizar actividades como la de hoy. 
Antonio Cañizares, coordinador de esta actividad de ANDA, se ha mostrado “agradecido” al Ayuntamiento por la colaboración prestada, un año más, para el desarrollo de esta actividad, “un taller de socialización que se repite al menos dos veces al año y que forma parte de nuestro programa de ocio y tiempo libre”, ha explicado Cañizares, subrayando que “lo que aquí hacemos con los niños para ellos es un estímulo. Se invierte su rol. Los niños, en este caso, dejan de ser dependientes y se convierten en responsables de otra criatura”.
 

Suscribirse

Traductor